¿Porqué fui a Franja de Gaza?

Palestina_001

Casa familiar en un bario de Gaza después del ataque de los francotiradores israelís. Franja de Gaza, 2003 © Hanna Jarzabek

¿Porqué fui a Franja de Gaza? Es una pregunta recurrente, sobre todo cuando menciono que fui no sólo una, sino tres veces. El último viaje, más largo y más impactante, duro 3 meses y la verdad es que se terminó porque no había otra opción. ¿Pero, porqué fui?

En 2002, cuando la II Intifada estalló en los Territorios Ocupados yo seguía mis estudios en Ciencias Políticas en Ginebra. Un día vi una de estas fotos del niño con una piedra en la mano enfrentándose a un tanque. No lo entendía. Esta imagen me pareció brutal, pero sobre todo totalmente surrealista. Se que hoy, suena un poco raro porque por desgracia, desde entonces hemos visto muchos más horrores y quizás nos hemos acostumbrado. Pero en 2002, esta foto me marcó.

Necesitaba entender lo que estaba pasando allí. Empece a leer, a buscar información y poco a poco se me hacía claro que tengo que ir y verlo con mis propios ojos. El primer viaje duro 2 semanas. Fui acompañada con un grupo de 30 personas. Más allá de como funcionó aquel viaje, del horrible fenómeno de “turismo de guerra”, de chocante actitud de europeos que imaginaban que iban a salvar el mundo; más allá de todo esto, lo que encontré al entrar en los territorios ocupados sobrepasaba todo lo que me podía imaginar.
En este primer viaje lo que más me marcó fue un viaje a Jenin. Fuimos allí justo un mes después del masacre que el ejercito israelí llevó a cabo y sobre el cual las agencias de la ONU así que diversos países occidentales debatían durante meses después. Yo cuando entré en Jenin me sentí como si alguien me hubiera puesto en medio de un plano de una película sobre la Secunda Guerra Mundial. En Polonia, durante mi infancia estas películas eran omnipresentes y en Jenin me sentí como si alguien me hubiera hecho parte de una de ellas. En un lugar vi una silla de ruedas que colgaba a media de una ventana del secundo piso del edificio (o más de lo que quedaba del edificio). Intenté e intento no pensar como esta silla acabo allí.

La fotografia arriba fue tomada meses después, durante mi tercer viaje ya cuando vivía en la Franja de Gaza unos tres meses.  Trabajaba cómo voluntaria en un centro de reeducación para los niños palestinos con traumatismos y problemas de comportamiento provocados por la ocupación. Un día, mientras que estaba en la escuela, uno de los trabajadores llegó gritando que algunas familias fueron atacadas por el ejercito Israelí por ser consideradas como “terroristas”.  En aquella época en Franja de Gaza todavía había las colonias, Hamas estaba lejos del poder y el ejercito Israeli con sus checkpoints y armas era omnipresente.
Cogí mi cámara y pedí a mi colega Palestino que me llevara a la casa de la familia atacada.
Entré en el edificio totalmente vacío, ya no había nadie. Sólo se podía ver marcas de la reciente lucha. En la escalera vi gotas de sangre que seguían hacía arriba. Decidí seguir estas manchas y poco a poco entendí que algún herido intentaba esconderse.  Cada vez cuando pasaba al lado de una ventana probablemente recibía una nueva carga, porque las manchas de sangre eran más fuertes allí. Un francotirador israelí desde distancia y con precisión seguía a su presa. Cada vez cuando la bala alcanzaba a la víctima, el cuerpo dejaba detrás un nuevo brote de manchas de sangre. Hasta esta última descarga, la más grande y la que acabó la huida. Miré estas manchas imaginándome como el francotirador alejaba la arma de su cara, la recogía y se levantaba para quizás ir a repetir lo mismo en algún otro lugar.
Aquel día la mayoría de los miembros de esta familia fueron matados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en mis reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Porqué fui a Franja de Gaza?

  1. szelestna dijo:

    Przeczytałam z internetowym tłumaczem, zadziwiona jak dobrze to zrobił. Tłumaczył w rodzaju męskim, ale podejrzewam, że jednak dotyczy rodzaju żeńskiego, i wyprawa dotyczy Ciebie. Jestem pod wrażeniem podróży, aż nasuwa się pytanie, dlaczego w tak ryzykowne strony ruszyłaś? Czwarty raz chyba już nie wyruszysz? Powodzenia.

    • hannabf dijo:

      Dziekuje za komentarz. No jak narazie nie planuje ponownej podrozy, ale rowniez dlatego ze nie jestem pewna czy by mnie wposcili. Moj ostatni wyjazd zakonczyl sie troche “trudno” i chyba jestem na czarnej liscie.

  2. szelestna dijo:

    mam nadzieję, że ‘trudno’ dotyczy tylko papierkowych spraw, więc nie ruszaj by nie wiedzieć czy rzeczywiście jesteś na liście, świat przecież jest wielki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s