La “otra cara” de Barcelona

Barcelona, 2017 (© Hanna Jarzabek)

Barcelona me robó una parte de corazón. Desde el primer momento me enamoré de esta ciudad y cuando vine a vivir aquí, hace ya 9 años, me sentí realmente feliz. Por supuesto los primeros meses eran duros – sin trabajo, sin conocer a nadie, sin hablar el idioma (ni castellano, ni catalán), pero rápidamente conseguí desarrollar mi “circulo” y me construí una nueva vida.

Barcelona me impresionó, por su energía y su vitalidad, por el espíritu de abertura que se respiraba en el ambiente, por la diversidad. Me emocionaba la belleza de sus edificios, mientras que el mar me transmitía una hipnotizante sensación de paz. Me sentía en “mi mundo”.

Con tiempo empece a descubrir todas “otras caras” de Barcelona. Como cualquier ciudad grande, ella también tiene sus caras escondidas; caras de las cuales nadie quiere hablar. Las imágenes que no salen en las tarjetas postales, que se intenta esconder a ojos curiosos de turistas, que se intenta arrumbar al olvido.

Y sin embargo, estas imágenes son presentes y, por desgracia, persisten. Como testigos de una realidad paralela, estas imágenes cuestionan la mayoría de las cosas de las cuales presume Barcelona: el espíritu de avance, la diversidad, la apertura y la acogida.
Porque no se trata de sitios abandonados sin arreglo. Son unas miniaturas de bidonvilles a donde viven inmigrantes sin papeles. Arrinconados, escondidos para que nadie les vea, esta gente intenta construir “su mundo” en condiciones difícilmente imaginables en una ciudad con tanta riqueza. Me pregunto como se sienten cuando salen de sus “cajas” y, pasando por la ciudad, ven pancartas “Refugees Welcome”.

Sigo enamorada de Barcelona, pero ahora mi “amor” es mucho más realista, como se dice en francés es más “terre à terre”. Porque incluso si la quiero y admiro todo lo que me impresionó en esta ciudad en principio, soy consciente que en Barcelona, hay muchas cosas por mostrar y denunciar. Esta imagen es sólo una pequeña gota en el mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona, mis reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La “otra cara” de Barcelona

  1. Jo també he vist aquesta ciutat amagada. I no cal anar als barris “pobres”, com el Raval. Senzillament has de caminar per l’Avinguda Meridiana, al costat de l’auditori, i et trobaràs al fons d’una antiga zona ferroviària, tot un barri de barraques!
    I això és a un pas d’un barri tecnològic, i tant de moda ara, com és el Poble Nou.

  2. ... dijo:

    Taką się dałaś mi poznać. Nie zatrzymujesz się na pięknie zewnętrznym, chcesz poznać wnętrze nawet jeśli wiesz, że nie będzie zbyt pięknie. Tak żyje się inaczej, tak doznajesz przeżyć, które dostają ci, co lubią docierać i zgłębiać to, czego nie widać w pierwszej chwili. Taką właśnie poznałam w polskim programie radiowym i wcale tego nie zmieniłaś. Trwasz, i trwaj. Pozdrawiam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s